“Cuanta energía pasada guardada en lo más profundo de nuestros genes, cuanta historia de miedos metidos en el fondo de nuestros ADN.”


Son tiempo de no tener miedo, tiempos de ayudar con alegría a todos los hermanos del planeta para que se pueda transcender como humanidad, como raza que son, no hay variedades de colores, credos solo hay humanos y es esa humanidad la que tiene que perder todo el miedo grabado a fuego en el interior. Ese fuego tiene que transmutar, para poder elevarse, para poder cambiar el miedo por amor. Es solo un paso que hay que hacer, pero un paso, que a la vez es difícil. Cómo amar a todos y todas con las cosas que supuestamente nos hacen?. Pero que que nos hacen? si todo lo acontecido se siente con el corazón veras que no es nada, solamente es al gran EGO quien se siente dolido. La sombra siempre allá arriba, tratando que nadie se le acerque, sin que nadie la toque, pero hay que amigarse hay que quererse tal como es como uno ES y se siente.

Pasamos por muchas instancias en el día y al llegar la noche la mente se lamenta de algunas y se alegra de otras, pero en realidad la alegría tiene que ser plena por todo, no importa lo negativo , no importa lo positivo tu SER está en la cima de ese péndulo que va de un extremo a otro y por encima de las situaciones y tu EGO es esa bolita que va de acá para allá, pero tienes que entender que esta realidad holográfica de 3d eso es lo cotidiano es la regla de juego que viniste a jugar, no puedes auto flagelarse no puedes enojarte contigo mismo… sos eso, lo positivo, lo negativo y el origen del péndulo, lo sos todo y mucho más.

Que la sociedad no te inhiba, que no limite tus acciones, y para que quede mas que claro el único limitante es tu cabeza que piensa que el entorno te arrebata, pero no es más que tu antiboicot que no te permite la libertad total, pues en ella está la verdadera esencia del amor, el amor en su más alta vibración y cuando estas ahí los miedo desaparecen las penitencias no están, el odio no existe solo existe el UNO y vos comprendiendo que todos somos el UNO.