Estamos llenos de mitos, iconos, figuras que son celestiales y superiores a nuestra esencia humana. Iconos que sirven para hacernos olvidar de la chipa divina que somos, seres que hacen que nuestro poder interno no lo veamos, que depositemos nuestras energías e intenciones en algo…